Un empate con sabor a más que un punto

Que Racing termine este fin de semana como único puntero de la Superliga ya es motivo suficiente para darle valor al empate contra Colón. La Academia no jugó contra el anémico equipo de Comesaña, sino contra el que asumirá este lunes Pablo Lavallen. Uno en el que todos querían mostrarse y lo hicieron. Contra el líder jugaron contra una actitud tremenda y estuvieron a punto de darle un cachetazo al equipo de Eduardo Coudet.

A Racing le sorprendió el ritmo que metió Colón y le costó 75 minutos meterse en partido. Perdía por un penal infantil de Mena, sufría de imprecisiones y no ganaba las segundas pelotas. Parecía que se nos iba el tren... La Acadé empujaba y se apoyaba en Marcelo Díaz, el primero en haber entendido por dónde pasaba el partido. Llegó el 1-1 por un gran centro de Solari, el cabezazo de Donatti en posición de 9 y Cvitanich con olfato de goleador. Casi se gana en la última. Quizá hubiera sido demasiado premio. Pero este Racing sigue vivo y puntero. Un detalle no menor. Faltan una fecha menos...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *