Racing jugó mal y cayó con Tigre

Se veía venir. Los dos partidos ante Estudiantes habían encendido la alarma en Racing. Y llegó. Después de 11 partidos en fila sin conocer la derrota, la Academia cayó 2-0 ante Tigre por el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Superliga.

Sin juego, con poca reacción física y mental, el equipo del Chacho Coudet no tuvo respuestas ni después del primer gol del rival. Es más, durante los 90 minutos no sumó un remate al arco y se quedó con las manos vacías.

Luego de haber sido campeón justamente en esa cancha, Racing parece haberse relajado. Se lo nota dormido y desmotivado. Quizá la piña en Victoria lo despierte y le toque el orgullo para ir por la remontada en el Cilindro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *