Racing ganó el clásico y se afirmó en la punta del torneo

No está escrito en ningún lado, pero la creencia popular dice que hay que ganar partidos jugando mal para ser campeón. Son los puntos que se obtienen y marcan la diferencia. Racing no jugó del todo bien contra Independiente, pero a quién le importa en la noche del sábado. Fue un 3-1 sufrido, con Lisandro López y Gabriel Arias como las grandes figuras. El capitán anotó de penal, asistió a Zaracho para el último gol y fue inteligente. También se peló el lomo. Enorme.

El arquero, por su parte, tuvo tres atajadas gana partidos. Un mano a mano a Cecilio Domínguez, un cabezazo a Hernández y un remate a Benítez. Arquero de equipo grande, el de la selección chilena fue clave también para poder festejar este triunfazo. Para Coudet, además fue un desahogo enorme. El también leyó bien el partido, armando una línea de cinco en los minutos finales. Ganó la Academia y ahora sólo quedan cinco finales... Paso a Paso más que nunca...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *