Una obra de arte hecha banderín

Desde 2014 que en el mástil del Cilindro se puede observar, en diferentes oportunidades, flamear distinto banderines. Cuando suele suceder algún acontecimiento particular, el estadio de Racing se viste de fiesta y el punto más alto no queda afuera. La primera vez que se volvió a implementar esta costumbre fue en el año del campeonato de Diego Milito jugador. Precisamente en el partido con River un banderín volvió a flamear. La idea fue de los hermanos Giovanelli, integrantes del Paso a Paso.

La Bandera Cultural esta vez tuvo alusión al reciente campeonato obtenido. Con Lisandro levantando el trofeo y acompañado por Arias, Zaracho, Pillud, Marcelo Díaz y Donatti, esta obra de marte se pudo ver en el partido con Defensa, donde la Academia festejó el título 18 de liga. En la previa, los hinchas se pudieron sacar fotos en el Playón junto con Tita y Changuito, las dos mascotas que tiene el club y a las que se suele ver agitando banderas alusivas al heptacampeonato.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba