Un empate con gusto a poco

Otra vez Banfield se puso en el camino y complicó a Racing. Tal cual el campeonato pasado, el equipo de Coudet no pudo quebrar a un rival que acumuló mucha gente atrás y volvió a hacer figura a Arboleda, el arquero del Taladro. Si bien la Academia tuvo las situaciones más claras para abrir el marcador, la falta de eficacia y creatividad le jugó una mala pasada al local, que debió conformarse con un 0-0 y quedar a cuatro puntos de Argentinos.

La buena noticia, al menos, es que Matías Rojas confirmó que su nivel va en ascenso y el miércoles por la noche fue el mejor de un flojo equipo. Iván Pillud tuvo la más clara con un derechazo que pegó en el palo, demasiado poco para un equipo que quiere retener la Superliga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba