Partidos poco conocidos de Racing

Son notorias las confrontaciones que van sucediéndose en los primeros años de Racing ante diferentes instituciones, combinados locales, frente a ignotos pero excelentes equipos del Interior, y frente a grandes clubes del exterior del país.

El 8 de octubre de 1916, el “Tricampeón Argentino” fue a Córdoba para
realizar un encuentro amistoso frente al campeón local, Atlético Central Córdoba (hoy Talleres). El objetivo era la búsqueda de confraternización social por medio del fútbol en distintos puntos del país. Si bien se consideraba al equipo cordobés como un “team” de menor calidad, el 0-0 final muestra lo reñido que fue el encuentro, marcado por lo parejo de las acciones en general.

En Agosto de 1938, jugaron un amistoso Racing y Sportivo Dock Sud, en el cual se complementaron integrantes de Primera División con elementos de Inferiores, entre ellos varios jugadores han representado a ambos equipos, tales como Antonio Bobrovich, Juan Díaz y Roberto Bugueyro, entre otros. Además de dos jugadores veteranos ya como Vicente Del Giudice y Arturo Naveira (ex Huracán y El Porvenir), quien ocasionalmente jugó unos minutos para Racing.

En 1927, el Real Madrid hizo una gira por Sudamérica y visitó Avellaneda. Su llegada a Argentina lo trajo aparejado de su creciente historia en tierras españolas. El 2-0 a favor del local con el que culminó el partido fue justo, más allá de haber tenido el conjunto español chances de abrir el marcador en el primer tiempo. Al jugar frente al conjunto merengue, Natalio Perinetti tuvo una gran actuación,
la cual tiempo después lo llevó a ser tenido en cuenta desde las altas esferas madridistas para mostrar allí su calidad futbolística. El jugador se negó por su singular deseo de seguir jugando en Racing y evitar el desarraigo.

Durante la plena competencia del Torneo de 1936, Racing concertó un
encuentro amistoso frente a un combinado del vecino país de Chile, al cual acude Colo Colo reforzado por el arquero de Santiago Badminton. Para dicho partido el conjunto local jugó con camiseta azul con franja blanca y Colo Colo con su característica camiseta blanca. El resultado final muestra el real poderío de un equipo por sobre otro en una década en la cual el Fútbol Argentino se distanció mucho por sobre el chileno. El 8-1 fue inapelable….

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba