A Racing se le escapó en el final

Fue lo que todo el mundo quería ver: el Racing campeón. La Academia jugó contra Tigre, el partido de vuelta de la Copa Superliga, cómo se merecía. Dejó atrás esa mala imagen entregada en Victoria, que le costó el 0-2, y pasó por arriba al Matador. Si quedó afuera fue porque las lesiones, la fata de contundencia y de experiencia no se lo permitieron. Se fue al descanso ganando por dos goles y con un nivel altísimo. Ese desgaste lo llevó a tener tres lesionados: Lisandro, Zaracho y Nery Domínguez.

Parecía que irían a penales, porque ambos equipos ya estaban muy cansado. Pero Muscio, el juvenil que hizo debutar Coudet, perdió la espalda de Pérez Acuña y el ex Vélez metió un remate al ángulo. Fue 2-1 y eliminación. Pero el equipo se fue ovacionado y ahora goza de unas buenas vacaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba